Arranca una semana complicada: grupos que van desde piqueteros duros, anti-K hasta la izquierda, manifestarán mañana. El sábado y el domingo habrá movilización a Plaza de Mayo.
Desde el Puente Pueyrredón hasta las puertas del ministerio que conduce Carolina Stanley, con un acampe de 24 horas y un desprendimiento que se instale a protestar frente a Trabajo. Ese itinerario, desde las 11 de la mañana, seguirán mañana los piqueteros hard, grupos de izquierda y anti-K, que saldrán a la calle con un menú de reclamos al Gobierno de Mauricio Macri.

De acuerdo a lo que publica Ámbito Financiero, será el inicio de una semana que coronará, el sábado, con una movilización a Plaza de Mayo. Inédita, para el Guinness criollo, una marcha piquetera un día domingo: la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), el Movimiento Evita, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa, que recorrerán 15 kilómetros desde la capilla de San Cayetano en Liniers hasta la Casa Rosada.

Son dos escalas en un raid que arrancó la semana pasada con un maratón de Barrios de Pie (BdP) entre el Obelisco y la Casa de Gobierno de La Plata. En medio de cortes y marchas, los dos episodios animan un clima que perfila un rebrote piquetero que admiten, incluso, en el Gobierno.

"Hay más conflictividad pero nosotros estamos con el diálogo siempre abierto y dando respuestas", explican en Desarrollo Social, desde donde asumen que la inflación y el aumento de tarifas repercutió sobre la economía y eso impactó en los sectores más vulnerables. "Los más dañados son los sectores de la economía informal", detallan.

Aunque el planteo es el mismo, el método y la ocasión de los piqueteros hard y de los papales son distintos. Los duros movilizarán en pleno mediodía por avenida 9 de Julio y prometen un acampe hasta el miércoles, además de bifurcar la marcha del martes con una columna que se encamine al Ministerio de Trabajo.

Ese frente junta a toda la izquierda clásica y algunos de los principales grupos o frente piqueteros, y despliega un formato clásico: marcha y acampe. La actividad reúne al Polo Obrero (PO), el MTS Teresa Vive, AGTCAP -que nuclea a varias organizaciones territoriales-, las dos vertientes de la Darío Santillán y Barrios de Pie, el sector más prolífico en estas semanas en eso de salir a la calle porque movilizó a La Plata, mañana a Desarrollo Social y también irá el domingo en la peregrinación a Plaza de Mayo con bendición papal.

A las demandas sectoriales de aumentos en los planes y programas de empleo, le agregan un título más político contra el tarifazo.

Lo del domingo, en cambio, tiene un componente político más preciso. "Es un Corpus Christi pero al revés", ironiza un dirigente que participa en la organización, en referencia a que la movilización, que reúne a las organizaciones con más volumen, se hace bajo la bandera de San Cayetano y con la consigna Tierra, Techo y Trabajo, las tres T que sintetizan la demanda social y que toma como guía al papa Francisco.

De hecho, en la organización está Carlos Accaputo, de la Pastoral Social y uno de los sacerdotes de "mirada política" de los allegados al Papa desde que era Jorge Bergoglio.

La marcha produce algunas magias políticas. Por un lado, porque vuelve a juntar al Evita y a Barrios de Pie, que compartieron vereda al inicio del kirchnerismo pero luego se distanciaron cuando BdP se apartó del planeta K. La otra es que la CCC de Juan Carlos Alderete aparece como una de las organizaciones promotoras, a pesar de formar parte del dispositivo del PCR, comunistas criollos devotos del ateísmo.

"La situación crítica del país y las políticas que aplica Macri requieren que estemos todos juntos", dicen desde la CCC. Es más: el sábado, Alderete se verá con Francisco en el Vaticano.