En las provincias de Buenos Aires, Chaco, Tierra del Fuego, Santa Cruz, Misiones y Catamarca podrían no comenzar las clases tras el receso invernal.
En las provincias de Buenos Aires, Chaco, Tierra del Fuego, Santa Cruz, Misiones y Catamarca podrían no comenzar las clases tras el receso invernal por el llamado a un paro de 48 horas desde la Federación Docente de la CTA Autónoma, que fue convocado por la situación de "trabajadores y docentes como consecuencia de la política de ajuste, tanto por el gobierno nacional del PRO, como por los diferentes gobiernos provinciales".

Según cuenta Ámbito Financiero, en Buenos Aires, el paro también fue convocado por Udocba; y el sector mayoritario de los docentes que se nuclean en el Frente Gremial, entre ellos las nueve secciones disidentes del SUTEBA, realizarán una jornada de paro y movilización, exigiendo la reapertura de paritarias.

Los representantes gremiales se mostraron "preocupados" tras la afirmación desde el gobierno de no reabrir las paritarias y las declaraciones del Director General de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro que "se descontarán los días de huelga".

Es que el funcionario manifestó en un diálogo periodístico que "este lunes no hay paro en la Provincia y si bien puede haber alguna escuela cerrada, anuncio que vamos a descontar el día no trabajado a docentes y personal auxiliar que adhieran a una huelga convocada por ATE".

Ante esta postura del gobierno el secretario general de ATE Provincia, Oscar de Isasi sostuvo: "le daremos continuidad a un plan de acción con movilización junto a la Federación Nacional Docente y a Udocba. Esto será en defensa del salario y además nos acompañará el Cicop", que es uno de los gremios más importantes de los trabajadores de la salud.

No obstante, otro sector que decidió no hacer paro el lunes, encabezado por el Frente Gremial Docente, realizará una jornada de protesta con movilización a la Casa de la Provincia de Buenos Aires en Capital Federal, para "exigir que en la Comisión Técnica Paritaria Salarial del próximo 9 de agosto haya resultados sobre la recomposición e incremento de los salarios".

En Chaco mientras tanto, docentes agremiados en Sitech decidieron ayer que le medida de fuerza será por 48 horas con asambleas y concentración para el día el martes en la sede del Ministerio de Educación; y decidieron un plan de lucha en el que se adhiere al paro nacional del 11 de agosto de los estatales y docentes y las medidas decretadas por ambas CTA en la segunda quincena de agosto.

Mediante un comunicado desde el Sindicato aseguraron que "el principal responsable de que el conflicto se mantenga vigente es el propio Gobierno que no ha brindado alternativas superadoras en relación a la recomposición salarial, ya que el 25% otorgado quedo muy distante del nivel de inflación".

Desde Atech aseguraron que el eje central de los reclamos apunta a "la urgencia de establecer un incremento salarial" y recordaron que en la negociación de marzo pasado se logró un piso de incremento anual no inferior al 30% al sueldo en blanco con la condición de que la discusión quedara abierta.

El secretario General de la Coordinadora Docente Norberto Piñero sostuvo que la medida de fuerza será por 24 horas y exigió al Gobierno que "de señales claras a los docentes abriendo el diálogo con propuestas ya que el salario docente se debilita día a día".

Desde UTRE, que también convocó a un paro por 24 horas, explicaron que "esta medida política forma parte de una acción colectiva Multisectorial que surgió de los debates realizados en los Pre-Congresos de CTA Chaco

El comunicado de la Federación Docente de la CTA señala asimismo que la medida se debe a "la caída del poder adquisitivo del salario, la precarización de las condiciones laborales, las carencias edilicias, en los comedores, transporte, mobiliario o becas".

Y también a "la persecución y judicialización a los que luchan (Tierra del Fuego o Misiones), más los despidos de contratados y congelamiento de vacantes, sintetizan los padecimientos de los trabajadores de la educación"; condiciones "que dificultan la labor docente para enfrentar la crisis más general del sistema educativo atravesado, además, por una creciente deserción escolar".

Por eso, exigen "la inmediata reapertura de las paritarias docentes, tanto nacional como en las provincias y el aumento del presupuesto".