A días de comenzar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, las aguas de la Bahía de Guanabara continúan muy contaminadas y los expertos le recomiendan a los atletas "no meter la cabeza debajo del agua".
La doctora Valerie Harwood, directora del departamento de Biología Integrativa de la Universidad de Florida del Sur, advierte que el 90% del agua examinada está altamente contaminada. Además, que la misma posee un nivel de virus 1.7 millones de veces más alto que lo que puede ser considerado problemático en Europa y Estados Unidos.

Por otro lado, el artículo de Sports Illustrated advierte que los atletas corren serios riesgos de contraer fuertes dolores de estomago, problemas respiratorios y hasta inflamación en el corazón y el cerebro.

Según un estudio reciente, publicado por el Dr. Fernando Spilki, coordinador del laboratorio de microbiología de la Universidad de Feevale, al sur de Brasil, las condiciones del aguan se han mejorado"un poco" en los últimos meses. Sin embargo, el riesgo de los atletas de contraer enfermedades continúa siendo muy alto.