Un bebé recién nacido fue encontrado muerto dentro de un balde de plástico en el fondo de una vivienda en San Juan y los investigadores creen que llegó hasta allí tras ser arrojado desde un baldío vecino.
El cadáver fue descubierto por el yerno de la dueña de casa mientras hacía una limpieza del lugar. El macabro hallazgo ocurrió el lunes a las 20.30 en una casa en calle Santa María de Oro 1065 Sur,
del departamento Santa Lucía, en el conurbano sanjuanino.

La policía cree que el bebé, un varón recién nacido, fue arrojado al fondo de esa vivienda desde un baldío vecino.

Embed
Por el estado de descomposición que presentaba, los investigadores estiman que el bebé llevaba muerto por lo menos una semana.

Se espera que en las próximas horas la autopsia revele cómo fue que murió. En tanto, en la comisaría quinta con jurisdicción en la zona intensificaron el trabajo para tratar de encontrar a la madre del bebé.