Las provincias recibirán este año $ 37.000 millones y alcanzarán en 2020 un total de $ 85.922 millones. Sobre el filo de la cumbre en la Casa Rosada, el Gobierno debió moderar el tono del anunciado "acuerdo" fiscal, que mutó en la firma de una "carta de intención".
En una nueva cumbre Nación -provincias en la Casa Rosada, la gestión de Mauricio Macri y los gobernadores sellaron ayer los convenios bilaterales que disparan la devolución escalonada del 15% de la coparticipación (serán $37 mil millones extra este año), y rubricaron una "carta de intención" para el Fortalecimiento del Federalismo -moderada a último momento por pedido de los Ejecutivos- en pos del control del gasto y del equilibrio fiscal en 2019.

Según cuenta Ámbito Financiero, fue una jornada intensa que incluyó una reunión de mandatarios peronistas por la mañana en el Hotel Savoy -que forzó los cambios en el texto- y luego el cónclave de todos los gobernadores y ministros de Hacienda con Nación, entre las 14 y las 17, en el Salón de los Pueblos Originarios, presidido por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Con la mirada en aceitar la relación con las provincias en medio de las necesidades de consenso en el Congreso, participaron también el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y los ministros de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay; de la Producción, Francisco Cabrera; y de Comunicaciones, Oscar Aguad, además del director de la ANSES, Emilio Basavilbaso, y del titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, entre otros.

La agenda fue variopinta -con exposiciones de los ministros- y pegoteó la letra chica de la devolución de fondos con la discusión de metas de gestión, el impulso de las reformas política y tributaria, la apertura a la discusión a una nueva ley de coparticipación y el análisis del nuevo sistema de licitaciones de obra pública.

La preocupación de los mandatarios por no atarse a compromisos terminantes, en un contexto de fuerte déficit nacional y provincial y de retroceso en los niveles de la recaudación y la coparticipación, derivó en un planteo que la Casa Rosada debió aceptar para evitar entrar en una senda de conflicto: la de mutar el acuerdo fiscal -más formal y de mayor compromiso en términos institucionales- al carácter de "carta de intención".

"No tiene ningún valor jurídico", se apresuró a remarcar uno de los ministros provinciales a este diario. "Es un documento político y expresión de buenas intenciones", coincidió otro de los funcionarios. "Lo que primero tenemos que resolver conjuntamente es qué hacer para que crezca la actividad económica, porque si no, será la historia de la sábana corta", afirmó un tercer funcionario, además de destacar que otro de los cambios apuntó además a garantizar que no renunciarán a potenciales reclamos judiciales en materia de coparticipación.

La previa se vio caldeada por la demanda que presentó ayer la macrista bonaerense María Eugenia Vidal ante la Corte en pos de eliminar el techo al Fondo del Conurbano (ver pág. 4), lo que también obligó a retoques de último momento en el acuerdo. Preocupados por que la pretensión derive en una nueva merma de recursos, los mandatarios buscaron dejar en claro que esos fondos deben surgir de Nación.

La espinosa puja no formó finalmente parte de la cumbre, pero desde el Savoy (y con la asesoría de Fiscales de Estado) los mandatarios ya se habían encargado de desbaratar la firma de un entendimiento formal que podría haber redundado en una venia a Vidal para pelear recursos en pos de la "equidad".

En la cumbre sí quedaron sellados los convenios bilaterales que activan la devolución del 15% escalonada de la coparticipación acordada en mayo en Córdoba.

Se trata este año de $37 mil millones extra, de la mano de un 3% "cash" con goteo diario inmediato y el 6% vía un préstamo de la ANSES. El monto se irá incrementando hasta llegar, en 2020 (detracción cero), a $85.922 millones.

Pero, además, los gobernadores rubricaron con Nación la firma de la carta de intención para el Fortalecimiento del Federalismo, que establece nuevas pautas tributarias, fiscales, de inversión en infraestructura, creación de empleo y transparencia en obras públicas.

"Las partes se comprometen a adoptar las medidas que fueran necesarias a los fines de impulsar la convergencia al equilibrio fiscal en cada jurisdicción en 2019 y mejorar de manera progresiva la calidad de los servicios prestados por el Estado", afirmaron en Interior.

El texto fue rubricado por Vidal, Lucía Corpacci (Catamarca), Juan Schiaretti (Córdoba), Ricardo Colombi (Corrientes), Domingo Peppo (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Morales (Jujuy), Sergio Casas (La Rioja), Alfedo Cornejo (Mendoza), Hugo Passalacqua (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro), Juan Manuel Urtubey (Salta), Alberto R. Saá (San Luis), Sergio Uñac (San Juan), Claudia Ledesma (Santiago del Estero), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Juan Manzur (Tucumán) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego), más Mariano Arcioni (vice de Chubut), Carlos Fascendini (de Santa Fe) y Diego Santilli (de CABA).