La estrella de la natación, Michael Phelps, deportista más galardonado de la historia olímpica con 22 medallas, fue designado para portar la bandera de su país, Estados Unidos, en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
"Me siento honrado de haber sido elegido. Estoy orgulloso de representar a los Estados Unidos", indicó el nadador que conquistó 18 preseas de oro, ocho de ellas en Beijing 2008, quebrando así la marca que ostentaba su compatriota Mark Spitz, quien había sumado siete en Munich 1972.

Embed
"En Sydney 2000 solamente quería estar en el equipo; en Atenas 2004 ganar un oro para mi país; en Beijing 2008 hacer algo que nadie hubiera hecho. En Londres 2012, hacer historia", explicó el denominado Tiburón de Baltimore, de 31 años.
Todo lo que se propuso lo pudo conseguir Phelps, quien con esta designación que postuló el Comité Olímpico estadounidense logró vencer el habitual prejuicio que muestra la ciudadanía de su país, cuando se hace mención a comportamientos vinculados a la "moral y las buenas costumbres".
Es que Phelps tuvo, al menos, dos episodios que mancharon su figura de astro del deporte mundial. A principios de 2009, el nadador fue descubierto por el periódico News of the World mientras participaba de una ronda con gente en torno a una pipa de agua, en apariencia fumando marihuana.
Y cinco años después fue detenido en su ciudad natal, tras haberse comprobado que conducía su automóvil bajo los efectos del alcohol. Esta conducta derivó en que USA Swimming (la Federación de Natación de los Estados Unidos) lo suspendiera por seis meses y le impidiera, también, participar de los Mundiales de Natación que se llevaron a cabo en Kazan (Rusia), en agosto pasado.
La ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 se celebrará este viernes, desde las 19, en el estadio Olímpico.