Porsche actualizó su gama de SUV en el país con la introducción del nuevo Cayenne y de tres versiones para el compacto Macan.
Estas novedades, a las que se sumarán antes de fin de año los deportivos 911 y 718 Boxster, representan un renacer en el mercado local para la marca de lujo alemana, que tras un desplome en las ventas en los últimos dos años ve ahora un nuevo horizonte de crecimiento.

Cayenne 4.JPG
Si bien para este 2016 en Porsche planean terminar el año en cifras similares a las de 2015 (alrededor de 50 unidades vendidas), para 2017 esperan un ascenso a 120 unidades, ya con toda la oferta disponible en año completo.

Cayenne 2.JPG
En el caso de Cayenne, se presentó el rediseño de la segunda generación en versiones V6 y la más deportiva denominada "S". Mientras que la primera (u$s160 mil) tiene motor 3.6 de 300 CV, la S (u$s220 mil) equipa un V6 biturbo de 420 CV. Con la caja de cambios automática de serie Tiptronic S de ocho marchas, el Cayenne S acelera de 0 a 100 km/h en sólo 5,5 segundos. Pese a las mejoras en las prestaciones, optimizó en alrededor de un 10% el consumo de combustible.

Macan Turbo 1 (2).JPG
En cuanto al Macan, de menores dimensiones que el Cayenne, a menos de un año del lanzamiento de la versión S agregó tres nuevas variantes: 2.0 turbo (252 CV), S Diésel (V6 turbodiésel de 258 CV) y el tope de la gama, denominado Turbo, con motor V6 biturbo de 3.6 litros y 400 CV. Los precios de los nuevos Macan van de los u$s128 mil a los u$s238 mil.

Macan Turbo 1 (3).JPG