El músico Ozzy Osbourne reconoció que es adicto al sexo y es por eso que está haciendo terapia.

Tras la separación de su mujer Sharon, confesó el affaire con su estilista, terminó siendo el detonante para replantearse sobre su adicción por la cual está en tratamiento desde hace seis años, según contó su representante.

Seguí leyendo esta nota en RatingCero.com.