La mayoría de las personas podrán decir que su belleza exótica, o casi nula, pero a él no le importa y mira al mundo con unos ojos tan grandes que no los puede cerrar.
Una mujer de Copenhague, en Dinamarca, adoptó a un gato exótico que tiene una particularidad imposible de notar: sus ojos son tan saltones que no puede cerrarlos cuando duerme. Pero ese detalle no le impide tener una vida felina normal, además de ser una estrella de las redes sociales.

Herman The Scaredy Cat Can’t Believe His Eyes
Aunque su dueña, Shirley, lo describió como "gato asustado", es evidente que la de Herman es una expresión natural, para nada forzada. La mujer explicó que como su minino no cierra los ojos para dormir tiene que esperar a escucharlo roncar para cerciorarse de que está en un profundo sueño.

"Cuando conocí a Herman me saltó encima enseguida y se sentó en mi hombro ronroneando. La elección fue sencilla para mí. Aunque era más chico que los demás y tenía una apariencia particular decidí que íbamos a pasarla fantástico juntos", aseguró Shirley según el sitio Daily Mail.