Un bebé de un año que estaba al cuidado de su abuela se ahogó al caer en un recipiente que contenía 20 litros de agua.
El hecho sucedió este miércoles en una vivienda situada en Roque Arias al 3700, de la Manzana 41, Lote 11, de Ampliación Matienzo, Córdoba, y el niño estaba al cuidado de la abuela, que fue quien lo encontró dentro del recipiente, se indicó.

Embed
El comisario Sergio Olmedo relató que la mujer, en un descuido, no observó que el nene se fue al patio de la casa, donde la familia utilizaba un tacho de pintura de 20 litros para darle de beber a un caballo. El bebé fue hasta el lugar, metió la cabeza en el tacho y se cayó adentro, ahogándose.

Embed
Según el diario la Voz, el bebé trasladado a un centro de salud, donde pese a las tareas de reanimación, falleció. La víctima fue identificada como Jeremías Lucero.