El presidente de la Cámara de Industriales Panaderos Porteños, José Álvarez, y el titular de la Cámara de Confiterías de la ciudad de Buenos Aires, Javier Alonso, coincidieron en que el faltante de manteca (con su consiguiente aumento de precio), sumado al tarifazo seguramente se traducirá en un aumento del precio de las facturas.

JAVIER ALONSO R10 03.08.wav

"El faltante de manteca está todo hecho para que la margarina vuelva a aumentar y la manteca va a subir, siempre estuvo un 50-70 por ciento más cara. Nos suben la margarina al faltar manteca y nos están incrementando los costos pero no podemos trasladar más a precios porque las ventas han bajado entre un 28 y 32 por ciento", afirmó Álvarez en diálogo con minutouno.com.

Sin embargo, adjudico la crisis del sector no a la manteca sino a los tarifazos. "El gran problema que tiene hoy la industria panadera por el que están cerrando muchas casas y van a cerrar más es esta política de aumento de tarifas. No le echo la culpa al Gobierno sino a las empresas: por no pagar la boleta me quisieron cortar la luz. Yo en diciembre pagaba de luz 6000 pesos y hoy estoy pagando 21000 y hubo negocios que pasaron de 1500 a 20 mil pesos de agua y el gas otro tanto. El gran problema es que no podemos soportar ese aumento en panaderías tradicionales".

Por otro lado, Alonso de la Cámara de Confiterías señaló por Radio 10 que el problema con la manteca viene desde las inundaciones. "No sé por qué salió ahora ya que desde principio de año que faltaba por las inundaciones. A nosotros nos afecta porque es una de las principales materias primas pero no es porque subió la manteca que va a subir la medialuna. Con lo de las tarifas está medio complicado todo. Esto se suma a lo de las tarifas y algo va a repercutir en el precio".

"Lo de la manteca ahora se nota en la góndola pero no empezó ahora. Supuestamente queso no va a faltar. La manteca es como la crema que utiliza más leche y hay poca leche", agregó.