Mario Enriquez, de 38 años, y Carlos Porris, de 36, permanecen con asistencia respiratoria mecánica y pronóstico reservado en la unidad de terapia intensiva del hospital Argerich, luego de haber inhalado el fluido mientras trabajaban en un pozo en Martín García y Montes de Oca.
Un operario de 51 años murió este miércoles en el barrio porteño de Barracas tras un escape de gas que ocurrió en un pozo en el que trabajaba una cuadrilla contratada por la empresa Metrogas, en tanto que otras cuatro personas resultaron intoxicadas por inhalación, dos de las cuales permanecen graves con pronóstico reservado en el hospital Argerich.

Tres operarios trabajaban desde las 7 en uno de los caños de gas para el que se había realizado un pozo de más de dos metros de profundidad cuando una de las válvulas se zafó y los trabajadores se desmayaron tras inhalar una gran cantidad de gas en pocos minutos.

Embed
El titular del SAME, Alberto Crescenti, confirmó que cinco ambulancias concurrieron de inmediato al lugar y trasladaron a tres operarios que "se encontraban en paro", uno de los cuales se supo más tarde que murió, y también a un portero y un vecino que habrían inhalado gas.

Crescenti detalló que el hombre que murió "realizó un paro respiratorio y luego un paro cardíaco" del que ya no pudo salir.

En tanto, los otros dos operarios, Mario Enriquez, de 38 años, y Carlos Porris, de 36, permanecen graves, con asistencia respiratoria mecánica y pronóstico reservado en la unidad de terapia intensiva del Argerich.

Además fue derivado al Hospital Penna un hombre que fue dado de alta, mientras que la otra víctima permanece estable en otro centro asistencial al que fue derivado por su ART.

Además de las ambulancias del SAME, trabajaron en Martín García y Montes de Oca personal de la policía Metropolitana, Federal, Bomberos y emergencias de la Ciudad que evacuaron a los vecinos que vivían en los edificios de esa cuadra.