Un turista francés subió a YouTube un video donde capturó el momento en el que el animal se acercó más de la cuenta al barco donde había una docena de personas que, por un segundo, se asustaron increíblemente.