Tres jóvenes jugaban al Pokémon Go en Colombia cuando un grupo de barras bravas del América de Cali se bajaron de un colectivo en el que iban y los atacaron. Fue porque uno de los tres chicos tenía una camiseta verde (el color del Deportivo Cali).
Testigos aseguraron que dos de los chicos se pusieron a salvo, mientras que el que tenía la camiseta verde no pudo arrancar el auto en el que estaba y no solo le rompieron el parabrisas y los asientos del vehículo sino que también lo apuñalaron.

Embed
Los hinchas del América de Cali se movilizaban en dos buses con destino a Palmira, en el municipio colombiano del Valle del Cauca, después que terminó el partido contra Leones de Urabá. Cuando vieron que uno de los chicos tenía una camiseta verde -que no hacía alusión al Deportivo de bajaron a atacarlos-, según informa el medio local RCN Radio.

El joven que sufrió las heridas de arma blanca fue trasladado a un centro asistencial del norte y las autoridades están buscando a través de las cámaras de seguridad determinar quiénes fueron los culpables.