Jeffrey recibió una sorpresa de la que no se olvidará por mucho tiempo. Gracias a su esposa, pudo reencontrarse con su hermano y a su mamá, a quien no veía desde hace una década.
Jeffrey llevaba una década sin ver a su madre. Él nació en EE.UU., pero ella vivía en Libreville, Gabón. Veintitrés horas de vuelo y otros inconvenientes, como el costo del pasaje en avión y las dificultades para obtener el visado, hicieron que la familia estuviera separada durante todo ese tiempo.

Embed
Las llamadas telefónicas e internet eran la única vía que madre e hijo tenían para poder comunicarse. Después del nacimiento de su primer hijo, su mujer, Sharon, le preparó una sorpresa. Quería que su suegra conociera a su primer nieto, y que su marido tuviera la oportunidad de disfrutar de toda la familia a la vez.

Sharon consiguió que su hermano pequeño, residente en Florida, le hiciera una visita.
Llevaban cuatro años sin verse. Cuando Jeffrey cruzó la puerta de casa y vio a su hermano su reacción fue muy emotiva. A sabiendas de ello, su mujer decidió grabar el momento en vídeo. "¿Estás contento?", le preguntaba a su marido, mientras su suegra se ocultaba tras una pared. "¡Por supuesto!", respondía Jeffrey, emocionado.

reencuentro con su madre.mp4
Lo que el hombre, carpintero de profesión, no se esperaba, es que aquel día pudiera disfrutar de su madre y su hermano a la vez. Cuando su madre asomó la cabeza, Jeffrey se desmoronó y rompió a llorar.