Los amantes de esta bebida -que tiene más de 6.000 años de antiguedad- le rinden este viernes homenaje con fiestas en diversos países del mundo. La Argentina no es una excepción. Conocé los motivos y cuánto se consumen los argentinos.
El Día Internacional de la Cerveza se celebra oficialmente el primer viernes de agosto desde 2007, cuando en Santa Cruz, California, se decidió establecer un día de cada año para dedicarle a esta bebida, que acompaña en reuniones y eventos de cualquier tipo.

Desde su creación, pasó de ser un pequeño evento localizado en el oeste de los Estados Unidos a una celebración mundial. Por ejemplo, el día de la Cerveza se festejó el año pasado en 207 ciudades de 50 países, según datos difundidos -en ese momento- por Cámara de la Industria Cervecera Argentina.

Embed
La cerveza es una bebida alcohólica fermentada a base de cereales que se caracteriza por su sabor amargo y está compuesta por 4 ingredientes fundamentales: cebada, levadura, agua y lúpulo. Tiene más de 6.000 años de antigüedad y más usos que los que es posible imaginar.

¿Cuánto se consume en el país?

Los argentinos consumen 43 litros de cerveza per cápita al año y la variedad más elegida es la rubia o "lager", reveló un estudio presentado -en julio último- por la cámara que nuclea a las principales productoras del país.

Cerveza (3).jpg
En el país, la cerveza representa el 50 por ciento del consumo total de bebidas con alcohol, según el informe realizado por Cerveceros Argentinos.

La Argentina se ubica en el puesto 72 del ranking mundial de consumo por cabeza, encabezado por República Checa, Alemania y Austria.

Embed
La cerveza en las comidas

La cerveza es una bebida indiscutida en la mesa de los argentinos.
Hoy, además de encontrarla en los vasos, aparece en los platos, no solo como el maridaje ideal sino también como ingrediente para cocinar.

"Las American Lager o Pilsen, de los estilos más populares en Argentina, son cervezas más ligeras, con cierta liviandad y frescura, y se adaptan perfectamente al paladar de los argentinos"
, comenta el Beer Sommelier Túlio Rodrigues.

Embed
Existe una cerveza para cada tipo de comida. Si pensamos en carne de vaca, las IPA y las Pale Ale son las indicadas. El pollo marida a la perfección con cervezas tipo Bock o las Amber Ale. El cerdo, con las Porter y las Lambic y el chocolate, con las Stout, sostienen desde Cerveceros Argentinos, una asociación civil.

Para cocinar, se puede incorporar líquida o en granos.
Líquida, como parte de la salsa de un pollo a la cerveza o en la masa del volcán de dulce de leche. En granos, si utilizamos a la cebada, cereal principal de esta bebida y tan noble que aporta potasio, calcio, fosforo y magnesio, y aporta vitaminas A, B, C y E.