Uno de los tres más grandes futbolistas de la historia sería el elegido por los organizadores. Los recurrentes dolores en la cadera que padece, por los que debe desplazarse con un bastón, podrían impedírselo.

La leyenda del fútbol brasileño Pelé aún no ha decidido si será el responsable de encender el viernes el pebetero olímpico de los Juegos de Rio-2016 debido a sus dolores en la cadera. Edson Arantes do Nascimento consiguió quedar liberado de los compromisos que tenía esta semana con sus auspiciantes, programados desde antes por el grupo estadounidense Legends 10 que le representa. Pero sufre dolores musculares que afectan su movilidad, explicó su asesor José Fornos Rodrigues, más conocido como Pepito.

Embed

"La liberación (de los compromisos) ya no es problema, pero sí el dolor muscular que está afectando su movilidad. Incluso ha ido al médico para ver como está. Todavía no sabemos si podrá participar del encendido del pebetero... aunque está esforzándose", dijo Pepito.

Pele con la llama olímpica

Con 75 años de edad y sucesivas cirugías en la cadera, Pelé se mueve con dificultad. Actualmente camina apoyado en un bastón.

El mismo Pelé dijo esta semana que tanto el presidente del Comité Olímpico Brasileño, Carlos Arthur Nuzman, como el del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, lo invitaron a ser el protagonista de ese momento simbólico en cada Juego Olímpico, pero que compromisos asumidos con antecedencia ya copaban su agenda de esta semana.

Embed

"Tengo contratos y debería estar viajando. Si consigo cancelar compromisos que tengo, me gustaría tener el honor de hacerlo. Si voy a estar aquí para encender la llama aún no puedo afirmarlo", explicó 'O Rei' a la red Globo el martes por la noche.