El hecho ocurrió en las Islas Canarias, en España, y fue causado por un turista alemán que quedó detenido. Por el fuego se evacuaron a 2.500 personas y murió un agente forestal de 54 años.
Un incendio forestal que se inició el miércoles pasado arrasó más de 3.000 hectáreas en la isla española de La Palma. El culpable: un hombre que no tuvo mejor idea que defecar en el bosque y quemar el papel que usó. Ahora, quedó detenido por la Guardia Civil.

El incendio mantiene activos dos frentes, aunque el de la zona sur reviste mayor gravedad.
Las autoridades evacuaron preventivamente a 2.500 vecinos de los municipios de El Paso y Fuencaliente.

Embed

En las primeras horas de este viernes se incorporaron a las labores de extinción ocho helicópteros y tres hidroaviones, que se suman a los más de 200 efectivos que trabajan en tierra para sofocar el fuego que, el miércoles, se cobró la vida de un agente forestal de 54 años.

Fuentes de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias señalaron que la situación es complicada ya que las condiciones meteorológicas, con una alerta de temperaturas máximas, y las características de la zona, dificultan la extinción del fuego.

La Guardia Civil confirmó que un ciudadano alemán de 27 años fue detenido el mismo día de iniciado el incendio como presunto responsable del fuego.

El detenido confesó que el fuego lo había producido de forma accidental cuando se encontraba defecando y quemó el papel higiénico utilizado en su aseo.