El presidente de la compañía, Ricardo Torres, indicó que si la empresa devuelve la plata pagada en los últimos cuatro meses tendrían "$0 de ingreso durante un año". Consideró que el fallo judicial que frenó el tarifazo pone "en una situación gravísima" a la compañía.
El presidente de Edenor, Ricardo Torres, criticó este viernes el fallo judicial que frenó el tarifazo al considerar que los jueces "toman decisiones sin ver los efectos en la vida real" y aseguró que, de devolver a los usuarios lo que pagaron en los últimos años, la compañía tendría "cero ingresos durante un año", lo cual "no es viable".
"Las cosas están en un gran desorden, porque muchas sentencias fueron para adelante y para atrás con el tema de los aumentos", afirmó Torres en declaraciones radiales, y opinó: "Es insólito: si hay que devolverles (a los usuarios) lo que ya pagaron estos últimos meses, entonces Edenor tendría cero ingresos durante el próximo año, que es el tiempo que tardaríamos en devolverles el dinero. Esto pone seriamente en riesgo al servicio".

Embed

"No es viable. Por algunos días es viable, ya por semanas diría que no lo es... Son 7 mil personas a las que hay que pagarles salarios y la compañía no podrá hacerlo si no tiene ingreso. Los jueces toman decisiones sin ver los efectos en la vida real", señaló.

En cuanto a la quita de subsidios, señaló: "Tengo una muy buena opinión de cómo se manejó el tema eléctrico: se pasaron subsidios a los clientes, que recibieron aumentos muy moderados, en promedio de 150 pesos por mes. Era muy razonable. Era mucho en porcentaje, pero era un valor razonable. De hecho no tuvimos quejas comerciales. La primera etapa de la normalización fue muy positiva".

"El juez cuando tiene una cautelar así debe mirar dos elementos: que sea verosímil o que fuera un peligro. Estos aumentos de tarifa no eran un peligro para nadie, unos 200 pesos los puede pagar cualquier familia y ahí estaba el 90 por ciento de la gente, en esa tarifa. Donde falla el argumento es que para mí no había peligro por la aplicación", argumentó.

Asimismo, vinculó esta "problemática" con los cortes de luz. "A precios muy baratos, hay un aumento enorme del consumo... hay un aumento explosivo en la demanda. En los últimos 10 años, creció 45 por ciento. Mientras tanto, en un país desarrollado, bajó 10 por ciento", afirmó.