La titular de Madres de Plaza de Mayo acusó a Martínez de Giorgi de ser "un tipo débil". "No voy a declarar porque no cometí ningún delito", ratificó sobre su indagatoria en la causa Sueños Compartidos.

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, criticó al juez Marcelo Martínez De Giorgi al asegurar que "no tiene huevos" para llevar a delante la causa Sueños Compartidos y lo acusó de "agarrárselas con un grupo de viejitas".

En declaraciones radiales, calificó de "débil" al magistrado que ordenó su detención y lo acusó de "someterse a montones de guita" que le da "el Grupo Clarín". "Yo no lo respeto porque él no nos respeta a nosotras", agregó.

Embed
Además, ratificó que no se presentará a declarar en la causa que investiga el plan de vivienda de Sueños Compartidos porque "no tiene por qué defenderse" dado que no cometió "ningún delito". "¿Qué quiere que declare?", se preguntó.

"Que se la agarre con Schoklender, es una vergüenza. No tiene huevos para mover la causa y se la agarra con un grupo de viejitas", arremetió.

En otro orden, aseguró que no tiene "miedo" de ir presa ya que "no sería la primera vez" y recordó que "en la dictadura nos dejaban en la celda con un muerto al lado, toda la noche".

También, descartó pedir asilo en alguna embajada y agradeció la muestra de solidaridad de los políticos internacionales. "Me rebelo a todas las injusticias. Estoy desde que me despierto en rebeldía", señaló.