Grababan un robo en el centro de Bogotá y los efectivos reaccionaron con violencia. "La Policía Nacional lamenta el infortunado episodio, presenta excusas públicas a todo el gremio periodístico y reitera su compromiso con la protección de la libertad de expresión", informó la fuerza a través de un comunicado.