En el marco de un plenario de la central obrera, el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo cargó contra la administración de Mauricio Macri, a la que calificó de débil. "Toman medidas y se retrotraen, diciendo que están aprendiendo. Espero que hagan una carrera rápido", lanzó.

Los jefes de las CGT Alsina, Antonio Caló, y de la Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, exhortaron este mediodía a los líderes sindicales que no asistían al plenario de secretarios generales que realizaban esas dos centrales obreras y la encabezada por Hugo Moyano a "deponer actitudes personales", para aceptar que un triunvirato conduzca la futura entidad unificada.

"Trabajemos para ver si podemos hacer que los compañeros, que ellos sabrán por qué no están aquí, estén el 22 de agosto (próximo) en el congreso normalizador. Hay que deponer actitudes personales", enfatizó Caló en la sede sindical de la calle Azopardo 802.

Embed
A su turno, Barrionuevo sostuvo que los líderes de las tres CGT procurarán "hacer el 22 de agosto una conducción fuerte" en la central obrera unificada, en la que "todos tiren del mismo carro", por lo que, anticipó, hablarán con los dirigentes que no estaban en la sede sindical para que comprendan que "no hace falta ser la cabeza de algo para conducir y ser importante".

Además, aprovechó la oportunidad para cuestionar al gobierno de Mauricio Macri y rechazó los fuertes aumentos en los servicios públicos. "Si el gobierno no aprende rápido estamos jodidos", señaló. "Toman medidas y se retrotraen, diciendo que están aprendiendo. Espero que hagan una carrera rápido", lanzó.