A horas del arranque de los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica, el astro brasileño hizo pública su decisión de no encender el pebetero en la ceremonia de apertura.

La leyenda brasileña del fútbol Pelé anunció este viernes que debido a su mala salud se vio obligado a declinar la invitación para encender el pebetero en la ceremonia de apertura de los Juegos de Rio-2016.

"Queridos amigos, ¡solo Dios es más importante que mi salud! (...) En este momento no estoy en condiciones físicas de participar de la apertura de las Olimpíadas", declaró 'O Rei' en una nota divulgada por la prensa a horas del arranque de los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica.