El animal se rehusó a dejar a su compañero a pesar de que murió atropellado. En vez se quedó con él, le ladró y trató de reanimarlo sin éxito.
Un perro demostró que la amistad canina es inalterable cuando intentó reanimar a su amigo que había muerto atropellado. La triste escena fue registrada este viernes en Sunampe, una localidad de la provincia de Chincha, en Perú.

El perro pasó más de una hora ladrando y moviendo a su amigo, con quien siempre deambulaba por la zona, antes de darse por vencido, informó el sitio Capital.com.

perro atropellado