Sucedió en la madrugada del viernes. Tras un operativo detuvieron a los sospechosos. Actualmente el departamento es habitado por el jefe de inteligencia, a quien el presidente se lo alquiló.
La amenaza de bomba se produjo durante la madrugada del viernes a través de un llamado. El personal de la AFI y de la Policía Federal Argentina (PFA) emprendieron un trabajo conjunto para rastrear el origen de la comunicación telefónica intimidatoria.
Las fuerzas de seguridad y personal de inteligencia detuvieron a dos sospechosos (Verónica Morinico y Sergio Darci Alves) en la localidad de Derqui, en el partido bonaerense de Pilar, aunque hay una tercera personas involucrada (María Rita Gómez) que se hallaría en Uruguay.

Embed
Sin embargo, en el departamento, que está ubicado en Avenida Del Libertador 2712, no vive el Presidente, sino el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas. El funcionario, que es amigo amigo de Macri desde que presidía el club Boca Juniors, le alquila la propiedad al jefe de Estado desde comienzos de 2016, donde vive con su familia.
Durante el operativo, los efectivos secuestraron siete teléfonos celulares incluyendo el móvil en el que se realizó la llamada de amenaza. Así mismo en el domincilio de uno de los sospechosos la policía habría secuestrado otros nueve teléfonos móviles; cuatro tarjetas SIM; un módem; un disco rígido y una tablet.