Más de cien empresarios se habían comprometido a no echar personal en medio de la crisis y recesión que sufre el país. Pero no todos cumplieron. El caso más alarmante se dio en la construcción.

Durante los 90 días que duró la tregua para evitar una mayor ola de despidos, no todos los empresarios cumplieron con lo acordado en el documento sellado en la Casa Rosada. De las 128 compañías que adhirieron, un 10 % despidió o suspendió personal entre mayo y agosto.

El caso más alarmante se dio en la construcción, afirma el diario La Nación. Juan Chediak, titular de la cámara empresaria del sector, firmó el documento aquel 9 de mayo, pero desde entonces hasta la actualidad hubo aproximadamente 6500 suspensiones. Así lo informaron desde la Uocra en base a estadísticas que maneja el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda.

Hubo incumplimiento, además, en otros rubros. La compañía IBM redujo 100 puestos de trabajo, según precisó Pablo Dorín, referente de la Unión Informática. La misma situación se vivió en Alpargatas, Papelera Tucumán, y las automotrices Volskwagen y Fiat continuaron con su política de suspensiones y adelantamiento de las vacaciones.

Los supermercados de Santa Fe fueron otros que no cumplieron con el convenio debido a ley de descanso dominical que rige desde el 1° de julio en algunos municipios de la provincia.

Y el sector metalúrgico también sufrió bajas. Entre enero y junio de este año, 15.118 afiliados de la UOM fueron suspendidos y 5514 despedidos. El declive no disminuyó a partir de mayo, según el sindicalista Antonio Caló. La seccional más afectada fue Campana, con 3281 suspensiones y 1538 retiros voluntarios. La parálisis también alcanzó a la seccional de Ushuaia, donde hubo 1020 suspensiones a partir de de la decisión oficial de abrir las importaciones, precisó el matutino porteño.