El primo del presidente e intendente de Vicente López, Jorge Macri, se refirió a los "ruidazos" por los aumentos en los servicios y dijo que cometieron errores "agravados en muchos casos por la Justicia".
"En Mar del Plata no viví un ruidazo muy fuerte, no sé si en algunos lugares hubo. Eso no quiere decir que no hay gente angustiada, creo que hay mucha más que la que se manifiesta por temor a ser utilizada políticamente. En Vicente López hubo una movilización de no más de 100 personas frente a la quinta, pero con banderas políticas: Quebracho, la Izquierda, sectores de La Cámpora. Yo creo que hay mucho más que 100 angustiados en Vicente López. Es un momento difícil. La gente entiende que es un problema heredado, podemos haber cometido errores, pero es un problema que viene de largo y hay más angustia que enojo", afirmó Macri en una entrevista con el portal 0223.

"Tenemos que salir rápido de esto, de estar discutiendo todos los meses un sistema tarifario distinto, porque aparece un juez que lo suspende, parece que va a haber tope, o esto o aquello. Además, ya no sabés qué pagar y qué no pagar", agregó.

Embed
En este sentido, reconoció que desde el gobierno se cometieron errores aunque apuntó fuerte contra la justicia. "Ha habido errores nuestros, agravados en muchos casos por la Justicia. Los jueces tienen una especie de pensamiento mágico. Ellos dicen Que no se aumente. Me gustaría que el mismo juez me dijera cómo genero más energía. A mí me encantaría decir Que haya empleo para todos. El tema no es decirlo, el tema es cómo lo hago".

"Me parece que a veces en la Justicia hay una simplificación del tema que no resuelve el todo. Pasó en Mar del Plata con el amparo a Camuzzi, se está por vencer o se venció. Se arma una burbuja de plata que cuando te lo vengan a reclamar no tenés cómo pagarlo. Los amparos sirven para patear la pelota para adelante. La Justicia, ahora que tiene libertad y no es presionada por el poder político, tiene que ser muy responsable a la hora de emitir fallos. No hay magia en esto", concluyó.