Karina Vetrano, una chica fitness de Instagram con más de 12 mil seguidores, fue hallada muerta con signos de violencia sexual en un parque cercano a su casa en Nueva York donde se ejercitaba.
El crimen de esta bloguera de 30 años conmovió a las redes sociales de todo el mundo. Su padre la encontró entre los arbustos: salió a buscarla cuando se preocupó por su ausencia y dio con el cuerpo.

La Policía todavía busca al autor material del homicidio y ofrece 10 mil dólares por datos que ayuden a dar con el responsable. Robert Boyce, uno de los detectives, reveló que en el cuerpo encontraron signos de violencia sexual. También dijo que no descartan que el agresor haya localizado a la víctima por las fotos de Instagram. Por eso, cerraron su cuenta para que especialistas avancen sobre esa hipótesis.

Los amigos de Karina niegan que tuviera enemigos y su exnovio ya fue descartado como sospechoso. La despidieron el sábado con una misa en la iglesia Saint Hellen, en Howard Beach, Queens.