La ameba "Naegleria fowlerina", conocida como "ameba comecerebros", se cobró la vida de una niña de 11 años en la ciudad de Beaufort, en Carolina del Sur.
Se cree que la niña, que falleció el pasado viernes, se infectó tras bañarse en el río Edisto, ubicado en la ciudad de Charleston, el pasado 24 de julio, según el portal Beaufort Gazette.

"Mi pequeña siempre estará conmigo. Trataré de encontrar consuelo en el hecho de que un día estaremos unidas en tu nuevo hogar, el cielo", escribió Elizabeth Crockett, la madre de la niña, Hannah Collins, en su página de Facebook.

Embed
A finales del mes de junio, la ameba comecerebros se cobró la vida de Lauren Seitz, de 18 años, quien se encontraba de viaje con su parroquia en Carolina del Norte.

Embed
Este parásito, que habita en aguas dulces, afecta a las personas cuando el agua contaminada entra en el cuerpo a través de la nariz y llega hasta el cerebro, donde la meningoencefalitis amebiana primaria destruye el tejido cerebral.

Los síntomas comienzan a aparecer a los 5 días y pueden incluir dolor de cabeza, fiebre, náuseas y vómitos.
Una vez que estos comienzan, la enfermedad progresa rápidamente y la víctima puede fallecer en menos de una semana. Solo tres personas de las 138 que se han infectado desde 1962 en EE.UU. han sobrevivido, según el portal RT.