La ex presidente y la diputada del GEN no se cruzaron en la mediación y firmaron las actas en salas separadas, donde ratificaron sus dichos. Ahora, tienen un año para llevar el caso a debate judicial.

La ex presidenta Cristina Fernández y la diputada Margarita Stolbizer no se cruzaron en la audiencia de mediación y, sin arribar a un acuerdo, ratificaron este lunes sus posturas en la demanda sobre "calumnias e injurias" y "daño moral" que inició la ex mandataria contra la legisladora.

Embed
"No hubo reunión, sólo entre letrados que firmaron un acta. Ambas partes ratificaron postura. Margarita se reservó el derecho de contradamandar y ratificó que no hubo daño ni perjuicio en sus declaraciones", declaró el abogado de la diputadaMarcelo Díaz, representante del frente político de Stolbizer.

La legisladora se retiró del estudio a las 11.30 sin hacer declaraciones a la prensa, y diez minutos después hizo lo propio la ex jefa de Estado que tampoco habló con los periodistas.

El abogado de la ex mandataria, Gregorio Dalbón, aseguró que su defendida es una "perseguida". "Hoy Lilita Carrió dijo que el juez Bonadio es el que está ayudando a Stolbizer a hacer esta denuncia", acotó.

"Está muy mal Stolbizer y por eso va a pagar. Estamos hablando de alguien que es parte de la historia argentina, que es la ex presidenta.no se pueden comparar jamás", advirtió.

"Stolbizer se peleó con Alfonsín y perdió; se peleó con Lavagna y perdió; se peleó con cambiemos y perdió. Ahora se quiere pelear con Cristina y va a perder", vaticinó.

La acción civil, dijo, es "una defensa de la difamación que está sufriendo" la ex presidenta y agregó que "el honor no se negocia".