En el marco de la investigación por el asesinato de Talía Recabarren, en Zonda (San Juan), declaró el único sospechoso, Ángel Morales, y confesó la autoría del asesinato. También aseguró que todo fue parte de un juego sexual de asfixia, que practicaba con la joven una vez por semana.
Talía Recabarren, de 17 años, fue hallada asesinada el miércoles 23 de junio seis días después de haber desaparecido de su domicilio, en el departamento sanjuanino de Zonda, y Ángel Morales, su ex novio, quien había participado activamente en la búsqueda, terminó por confesar la autoría del crimen.

Embed
"Morales declaró el viernes y en la declaración confesó la autoría del hecho. Dijo que se había juntado con la menor Talía en la puerta de la finca Las Moras, cruzaron la calle y fueron a un descampado. Cerca de un olivo se acostaron y llevaron a cabo una práctica que para ellos era muy común, de asfixia manual", comentó el fiscal Carlos Rodríguez, en radio Sarmiento.

Y agregó que "la práctica consiste en impedir la respiración de la pareja durante 20 segundos". "Dijo que esta práctica primero la ejerció la menor sobre el inculpado y después, la ejerció Morales sobre la víctima. Él declaró que cree que ejerció mucha fuerza y que la estranguló sin intención de matarla", comentó el fiscal Carlos Rodríguez.

Embed
Además, Rodríguez detalló que el joven aseguró que “a consecuencia de esta práctica la menor falleció", según indicó diario de Cuyo. "Él en ese momento la cubrió con la campera que llevaba puesta y se dio a la fuga porque le dio temor. Luego avisó a los familiares y a la autoridad policial", dijo.

Sumado a eso, Morales dijo que no era verdad que estuvieran peleados con la joven asesinada, sino que "tenían un encuentro e una vez por semana y que llevaban a cabo esta práctica", según lo que comentó el fiscal.

Talía-Recabarren.jpg
Macabro femicidio

El cuerpo fue hallado a la vera de la ruta provincial 12 de esa zona situada
a unos 20 kilómetros al oeste de la ciudad de San Juan.

La Policía encontró el cadáver gracias a los datos aportados por el Morales, que confesó que la había matado, además del lugar en el que había arrojado el cuerpo.

San Juan: el audio de la joven asesinada
En un audio que la joven grabó el día que desapareció, momentos antes de encontrarse con él, notablemente angustiada se la escucha decir: "Yo no le hago daño a nadie, pero él se hace pasar por una chica y me escribe. Me olvidé de él, ya me alejé, me acosa y estoy cansada".