La rivalidad entre los hinchas argentinos y brasileños se hizo sentir desde el comienzo del partido cuando una acalorada discusión obligó a detener el partido. Más tarde los encargados de seguridad debieron intervenir cuando dos espectadores se trenzaron en una pelea.
Pelea-tribuna.flv
La traidicional rivalidad entre argentinos y brasileños obligó a suspender momentáneamente en dos oportunidades entre Juan Martín del Potro y el portugués Joao Sousa cuando varios hinchas fueron más allá y se trenzaron a los golpes en la tribuna.

Embed
Primero ya sobre el inicio del partido la discusión entre los seguidores fue percibida por los jugadores y el juez y el resto de asistentes. Con empate a un juego en el marcador, ambos tenistas se sentaron en sus respectivas sillas a la espera de la que la situación se calmara.

Los seguidores se apaciguaron, zanjaron la discusión y el partido se reanudó sin incidentes.

Pero más tarde la discusión pasó del mero curce de chicanas y dos espectadores se trenzaron en una pelea que obligó a los encargados de seguridad a intervenir.

Embed