Ocurrió en Sicilia, donde un oficial de la Guardia Costera lo sacó del mar y lo reanimó como si fuera un ser humano. Lentamente, el gato empezó a expulsar el agua y a emitir un débil maullido. Las emotivas imágenes no tardaron en viralizarse en todo el mundo.
Las imágenes del rescate y posterior reanimación del gatito pueden verse en un video publicado en el canal oficial de la Guardia Costera en YouTube. Allí cuentan que el animal -de menos de un mes- fue trasladado a un veterinario, quien luego confirmó que está saludable. Los guardavidas lo adoptaron y lo bautizaron "Charlie".