La mujer sufría Alzheimer y tenía 87 años. Cuando murió, uno de sus hijos se lo comunicó al marido quien segundos después la acompañó. Emocionate.

Henry y Jeanette De Lange, una pareja de la ciudad estadounidense de Dakota del Sur, estuvo casada durante 63 años y murieron con solo 20 minutos de diferencia, en la misa habitación de un asilo, el pasado 31 de julio.

Lee De Lange, uno de sus hijos, consideró que se trató de "un hermoso acto proveniente y de misericordia de Dios", y agregó "No rezas por ello porque sonaría pretencioso, pero no se puede pedir algo más hermoso", según informa la cadena KSFY.

Embed

Jeanette, de 87 años, vivía en el hogar desde 2011, debido a que sufría Alzheimer. Allí su esposo la visitaba una o dos veces por semana, hasta que a finales de julio, cuando su cáncer de próstata había empeorado, pidió que lo internaran en el hogar junto a su mujer.

"No rezas por ello porque sonaría pretencioso, pero no se puede pedir algo más hermoso"

La anciana falleció en compañía de sus hijos y su esposo a las 5:10 de la tarde. Los hijos le avisaron a su padre, que su madre había muerto. "No tienes que luchar más. Puedes irte también, si quieres", le dijo uno de ellos, y exactamente 20 minutos después, el padre abrió brevemente los ojos, miró a su esposa y murió.