Yuri Van Gelder es un gimnasta holandés que por estos días dio la nota al ser expulsado de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro por su falta de conducta el último fin de semana.
El hombre de 33 años salió el sábado de la Villa Olímpica a festejar luego de la clasificación en anillas y regresó recién el domingo muy entrada la madrugada y, para colmo, en estado de ebriedad, lo que contradice rotundamentelos códigos y buenas costumbres del Comité Olímpico Holandés, que decidió expulsarlo de la competencia.

"Fue una decisión muy difícil de tomar. Es terrible, pero no tuvimos otra opción. Su conducta fue inaceptable", aseguró Maurits Hendriks, el jefe de la delegación holandesa presente en Río de Janeiro.

Cabe recordar que hace algunos años, Van Gelder había sido suspendido momentáneamente al dar positivo por cocaína en un control durante un certamen europeo.

En su primer Juego Olímpico, el atleta holandés había clasificado a la final tras quedar octavo en la clasificación. Ahora su lugar será ocupado por el francés Danny Pinheiro Rodrigues.