"Voy a tener un bebé con mi hermana", dijo Samuel Leighton-Dore, de 25 años, anunció a través de su cuenta de Instagram. Rápidamente la publicación recibió muchísimos mensajes en contra.

Embed

When you write an article about surrogacy/IVF and people go cray

A photo posted by Samuel Leighton-Dore (@samleightondore) on

Samuel y su pareja, el fotógrafo y diseñador Bradley Tennant, quieren ser papás, pero en vez de adoptar decidieron optar con otra solución.

Como Samuel no quiere renunciar a que su futuro bebé tenga los genes de su familia, le propuso a la hermana, Bronte, que les preste los óvulos para que sean fecundados con el esperma de Bradley e implantados en otra mujer. Ella dijo que sí.

"Creo que el deseo de tener un hijo con la persona a la que amas es bastante intrínseco y natural. Es la única manera que podamos tener una conexión biológica con nuestro hijo", le dijo Samuel al diario Mirror el hombre australiano que vive en Sidney.