En Brasil develaron sus próximos proyectos productivos: un citycar y un SUV. Ambos modelos se fabricarán en el Estado de Paraná y su debut ante el público está pautado para noviembre, durante el Salón del Automóvil de San Pablo.
Tras su paso por Argentina, donde anunció la ampliación de inversiones, Carlos Ghosn, presidente de la alianza Renault-Nissan, estuvo en Brasil, donde confirmó que dos nuevos modelos se producirán en la planta del estado de Paraná: el citycar Kwid y el SUV compacto Captur.

El Kwid será un auto de entrada de gama con motor de bajo consumo de 1 litro. Pensado para el uso urbano, tiene una estética de SUV y apuesta a un diseño moderno. En tanto, el Captur se basa en la plataforma de Duster y se comercializa desde hace dos años en Europa. Tendrá buen espacio interior, aunque se desconocen detalles de configuración.

Ambos modelos se exhibirán en el próximo Salón de San Pablo, que se llevará a cabo en noviembre. Además, Ghosn confirmó que se importará la nueva generación del SUV Koleos, que incorpora versión de siete asientos.