El conflicto por el cual habían convocado a la medida de fuerza, ahora desactivada, era el despido de 24 empleados en las compañías Baker y Bolland y el envío de 100 telegramas de suspensiones a trabajadores de la compañía San Antonio.
Los gremios petroleros de Chubut levantaron este martes el paro de actividades que tenían previsto realizar mañana por despidos de trabajadores en distintas compañías, luego de una reunión que mantuvieron con directivos de YPF en Buenos Aires.

El conflicto por el cual habían convocado a la medida de fuerza, ahora desactivada, era el despido de 24 empleados en las compañías Baker y Bolland y el envío de 100 telegramas de suspensiones a trabajadores de la compañía San Antonio.
El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Chubut, Jorge Ávila confirmó que se lograron retrotraer los 24 despidos que habían anunciado en Baker y además se pagarán los días caídos en esta empresa y en Bolland: "Con esto, las medidas de fuerza quedan levantadas", manifestó el sindicalista a FM La Petrolera.
El Ministerio de Trabajo de la Nación resolvió, a través de una resolución y por intermediación del vicegobernador Mariano Arcioni, dejar sin efecto los despidos en Baker. En paralelo, surgió un "principio de acuerdo" para reincorporar a los trabajadores suspendidos en San Antonio, el otro foco de conflicto. Los petroleros de Chubut habían dispuesto un paro para este miércoles en reclamo por el envío de telegramas de suspensión de empleados y para exigir reactivación en la empresa YPF.
En su reclamo, cuestionaron que las empresas no habían cumplido con el acuerdo de paz social y de hecho, desde el fin de semana pasada, hubo retención de servicios en aquellas que no reconocieron el pago del aumento salarial (del 18 por ciento en un primer tramo) y los días caídos por el último paro. Este martes al mediodía, algunos trabajadores petroleros se habían movilizado en la provincia patagónica, quemando neumáticos en el cruce de las rutas 3 y 39, lo que complicó el desplazamiento del tránsito.