La Casa Rosada motorizó un operativo de urgencia para contar con 90 diputados del interbloque Cambiemos en la Cámara. La intención es bloquear la unificación peronista en el recinto para habilitar, con dos tercios de los votos, el tratamiento de una ley que deje sin efecto el aumento de los servicios.

El Frente Renovador de Sergio Massa, vía Graciela Camaño, realizó gestiones con el kirchnerista Frente para la Victoria para intentar unificar los pedidos de sesión especial y derogar el tarifazo. El FpV fue el primer bloque opositor en solicitarle sesión especial al presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, para este miércoles a las 11. Se sumó más tarde el massismo con un pedido de sesión especial para las 10.30, media hora antes.

Embed

"Se va a realizar primero la sesión especial que pidió Massa. Si el kirchnerismo acompaña con sus diputados, bajamos todos al recinto para bloquearles los dos tercios", explicaron a Ámbito Financiero desde el Interbloque Cambiemos que preside el radical Mario Negri.

Se convocó primero a la sesión especial solicitada por el massismo, que incluye un pedido de interpelación al ministro de Energía, Juan José Aranguren. La orden de la convocatoria, definida por el oficialismo, podría arrastrar a diputados del FpV a la sesión especial organizada por Massa, una jugada que potencia las fugas y la dispersión en el kirchnerismo.

Embed


En Diputados existen 81 expedientes, entre proyectos de ley y de declaración, para dejar sin efecto la suba de tarifas que el Gobierno fijó con un tope del 400% para el gas. Las iniciativas no sólo pertenecen al massismo y al kirchnerismo. Un universo de mini-bloques del Movimiento Evita, el Socialismo, el GEN, el Partido Obrero y partidos provinciales tiene sus propios p