Consultores señalan que 2016 "ya pasó" en términos económicos. Afirman que hay menos recesión y calculan que en la segunda mitad del año próximo habrá impacto favorable en el consumo.

Un monitoreo de las ventas elaborado por la consultora Claves muestra que el año comenzó tras una suba del 3,1% promedio en diciembre destacándose Deportes con 6%, Bazar y regalos con 5,4%, Marroquinería 5,1% y más del 4% Juguetería y librerías, Textil, Calzados y Electrodomésticos y electrónica pero todo se desplomó en enero.

Según informa Ámbito Financiero, tras el impacto de la devaluación y el cambio de precios relativos, las ventas en el primer mes del año cayeron 2,3% con máximos de más del 4% como en Electro, Golosinas, Marroquinería y Joyería y relojería. Las caídas mensuales se aceleraron pasando al 4,5% en febrero, 5,8% en marzo, 6,6% en abril y 9,2% en mayo para alcanzar casi 10% en junio (9,8%). En julio el retroceso de las ventas fue del 8,1%.

Embed

Para el estudio Broda, la mejora en la confianza del consumidor en julio es una luz de esperanza aunque advierte que el hecho que la industria dejó de caer en junio no es un dato concluyente para afirmar que la actividad tocó piso.

Señala en un informe que "la confianza del consumidor por lo general sigue mejorando cuando la economía ya entró en recesión y dejó atrás la etapa de expansión, por lo que no es un buen indicador de alerta que ayude a predecir que se viene una etapa de caída de la actividad; pero suele mejorar unos 2 a 3 meses antes de que la actividad comience a repuntar, o sea, es un buen indicador para predecir si se está cerca de tocar piso"

Embed

Pérez Alonso, de Claves, destaca que "a diferencia de lo que ocurría el año pasado donde sólo ajustaban precios y achicaban el tamaño de los envases". Para el consultor "la recesión vino bien" porque convenció a los empresarios que algo había que hacer. Podríamos decir que el año empezó en agosto y lo peor ya pasó", sostuvo.