El presidente del bloque del FpV aseguró ante la prensa que su espacio "no tiene ego", respecto a la superposición con una convocatoria similar hecha por el massismo. Ambos partidos buscan frenar con una ley las subas en los servicios públicos.

El presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FpV), Héctor Recalde, explicó en declaraciones a los medios que la sesión a la que convocó su espacio político para este miércoles a las 11 busca detener el tarifazo "que afecta a todo el pueblo argentino".

"El 12 de julio mandamos una nota a todos los bloques para que nos juntemos en sesión especial para tratar esto que agobia al pueblo argentino, no solamente a los trabajadores. No hubo respuesta, decidimos hablando el jueves el proyecto de sesión especial para hoy a las 11", manifestó Recalde.

Asimismo, opinó sobre la otra sesión convocada para este mismo día por el Frente Renovador. "Nos enteramos que hay otra sesión especial para las 10.30, no tenemos ego en cuanto a esto", expresó en referencia a la jugada de Sergio Massa.

Embed
"Queremos derogar todas las decisiones administrativas que el gobierno ha tomado para que se vuelva a marzo de este año", afirmó este miércoles la diputada Juliana Di Tullio en diálogo con Radio 10.
"Aranguren tendría que haber hecho la audiencias públicas antes de tomar tamaña decisión. La gente tiene que decidir si come o paga las tarifas", expresó Di Tullio y opinó que "el Gobierno no está dando marcha atrás con el tarifazo".
"Lo que tiene que hacer el Legislativo es ayudar", aclaró y agregó: "El Gobierno creerá que gana tiempo pero la gente pierde el tiempo y el poder adquisitivo. Podría haber dado marcha atrás y entender que no puede resolver esto solo".
"A partir de lo que la gente nos dice, tomamos esta decisión de derogar esas decisiones administrativas para que el Gobierno empiece desde donde tiene que empezar, que es con la audiencia pública", manifestó la diputada.
En Diputados existen 81 expedientes, entre proyectos de ley y de declaración, para dejar sin efecto la suba de tarifas que el Gobierno fijó con un tope del 400% para el gas. Las iniciativas no sólo pertenecen al massismo y al kirchnerismo. Un universo de mini-bloques del Movimiento Evita, el Socialismo, el GEN, el Partido Obrero y partidos provinciales.