Expertos de varias compañías de seguridad informática encontraron un virus, al cual llamaron Proyecto Sauron, que estuvo escondido en sistemas informáticos durante nada menos que 5 años y que se estipula que fue desarollado por un gobierno.
El informe, publicado por la compañía Symantec y Kaspersky, reveló que el virus está activo desde al menos el año 2011 y que afectó, al menos a 30 objetivos. Entre las víctimas del ataque están gobiernos de Rusia, Irán, Ruanda, China, Suecia y Bélgica.

"El grupo usa un virus avanzado conocido como Remsec para realizar sus ataques", afirmó Symantec, que destacó que el citado virus suele usarse fundamentalmente con fines de espionaje.

Los expertos del Laboratorio Kaspersky definen el Proyecto Sauron como "una plataforma modular que facilita campañas de ciberespionaje a largo plazo".

Embed
El virus deja huellas diferentes en cada uno de los aparatos infectados, lo que implica que los datos recopilados en uno de los objetivos afectados no ayuda a los investigadores a descubrir otras infecciones.

"Los atacantes entienden, claramente, que nosotros los investigadores estamos siempre buscando patrones. Elimina esos patrones y resultará mucho más difícil descubrir la operación", afirmaron los investigadores.

Según Symantec, el virus permite robar documentos y facilita un amplio acceso al ordenador infectado.