Un trabajo realizado por Synopsis Consultora revela que sólo 1 de 5 argentinos aprueba la manera en que el Presidente manejó el tema tarifas y apenas el 1,6% de los encuestados dijo estar de acuerdo con el tope de 400% para el incremento de los servicios. Para el 48,3% el tope del tarifazo debería haber sido del 100%.
El brutal aumento dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri en las tarifas de los servicios sociales se convirtió, primero por su fuerte impacto social y luego por la judicialización de la medida, en uno de los principales temas de la agenda pública. La dura resistencia que abrió la polémica medida del gobierno nacional tuvo su inmediato correlato en el desgaste de la imagen del presidente.

Un estudio realizado por Synopsis Consultora a nivel nacional sobre una muestra de más de 1.800 casos deja en evidencia el contundente rechazo al tarifazo y el descontento popular con la que el gobierno nacional manejó la delicada cuestión.

Sólo un 19% de los encuestados aprueba el desempeño de Macri en el tema tarifas y casi la mitad (48%) consideró que se manejó de manera "mala" o "muy mala". Sólo 1 de cada 5 aprueba lo hecho por el Gobierno nacional en el tema tarifas.

Asimismo lo que más se le cuestiona al gobierno de Macri es la pérdida del poder adquisitivo del salario. El aumento de tarifas quedó en segundo lugar mientras que la inflación en tercero. Al 27,8% de quienes respondieron a las preguntas consideró que lo que más le duele de las políticas del gobierno es la pérdida de poder de compra del salario.

Por otra parte, para la mitad de los encuestados lo más razonable en materia de tarifas era haber dispuesto aumentos con un tope del 100%, mucho menos de las boletas con incrementos del 1000% que llegaron y del tope del 400% que pretende ahora imponer el gobierno para corregir el impacto negativo de su decisión. Sólo el 1,6% de los encuestados convalidó el tope de 400% fijado por Macri.

Embed