Un cuerpo fue hallado en las inmediaciones de la ciudad de San Carlos de Bariloche y autoridades investigaban por estas horas si se trata de los restos de Lucas Muñoz, el policía que se encuentra desaparecido desde el 14 de julio pasado.
Personal de Gendarmería nacional, de la Policía y el fiscal Martín Govetto trabajan en el sitio del hallazgo, un lugar en donde este martes se habían efectuado rastrillajes, en cercanías de la Ruta de Circunvalación.

Según reportó el portal de noticias Bariloche Digital, efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) con la supervisión de Govetto, allanaron nuevamente la comisaría 42, después de que el fiscal ordenara examinar los archivos informáticos del destacamento y retirar una copia de ese material.

Lamentablemente, Govetto debió esperar varios días a que llegaran técnicos especializados de la PSA y admitió que desde el allanamiento anterior en esa comisaría "no hubo resguardo" del material, que podría resultar clave para la investigación sobre el paradero de Muñoz.

El libro de guardia de la Comisaría 42, en poder de la Fiscalía, cuenta con siete páginas fraguadas en la fecha de la desaparición de Muñoz y es la causa de la imputación directa del entonces comisario de esa unidad, Jorge Elizondo, por el presunto delito de adulteración de prueba.

Si existió cualquier adulteración informática del material debería ser descubierto por los especialistas de la PSA que llegaron a Bariloche.