Malia, de 18 años, asistó con amigos y personal del servicio secreto al evento pero nada la mantuvo protegida de los paparazzi (ni de los curiosos con celulares ágiles).
Malia Obama, la hija mayor del presidente de los Estados Unidos, fue escrachada por un sitio de chimentos por fumar lo que fue descripto como un porro durante su paso por el festival Lollapalooza el 18 de julio pasado en Chicago.

Sasha Obama hizo buena letra trabajando como moza en un restaurante de Martha's Vineyard, pero su hermana mayor sorprendió con su twerking en el Lollapalooza y hasta probó lo que algunos testigos aseguraron que era un cigarrillo de marihuana, informó el sitio Radar Online.

Hija-Obama-marihuana.mp4

Malia, de 18 años, fue al show acompañada por amigos y sus guardaespaldas, y obviamente no pasó desapercibida. Sus fotos aparecieron en las redes sociales en seguida, y recién esta semana se difundió el video que grabó una joven con mucha creatividad visual.

Embed
"Vi que un tipo joven le dio un cigarrillo y ella le dio al menos una pitada. Lo tuvo en su mano un minuto y después se lo devolvió", relató Jerrdin Selwyn, de 18 años, que fue testigo de la escena. "Se podía oler la marihuana", agregó la chica, sin especificar si el aroma provenía de lo que fumaba Malia.