El pesista norcoreano Om Yun-Chol se quedó con el segundo lugar en la categoría masculina de menos de 56 kilogramos pero no fue suficiente para él. "o creo que pueda ser un héroe para mi pueblo con una medalla de plata", sentenció.
Om Yun-Chol es un pesista norcoreano y uno de los mejores representantes de su país. Hace cuatro años, en Londres 2012, se quedó con la medalla de oro en la categoría de 56 kilos. Ahora, en Río 2016, ganó la presea de plata, primera para su país. Sin embargo, él no lo celebra y hasta pide perdón.

Embed
Om terminó segundo en la categoría masculina de menos de 56 kilogramos, levantando un total de 303 kilogramos, 134 kilos en arrancada y 169 kilos en carga, lo que significó un "fracasado" segundo lugar.

En Londres, el pesista le rindió homenaje al dictador Kim Jong-Un y al padre de éste, Kim Jong-iI: ""¿La razón de mi mejora y por la que he podido levantar 168 kilos? Ha sido el gran Kim Jong-Il quien me ha dado su ayuda".

Embed
Ya en Río, Om se quedó con -para él- decepcionante segundo lugar y decidió pedir perdón a su líder supremo: "Lo siento por no haber sido capaz de dar una medalla de oro. No creo que pueda ser un héroe para mi pueblo con una medalla de plata".