La pequeña empezó a manifestar cambios físicos y anímicos en la escuela a la que concurría. Los profesores le consultaron si le ocurría algo y ella contó la aberración que sufrió. Mientras, en ese país se trata la despenalización del aborto.

La Policía de Investigaciones (PDI) de la ciudad chilena Villarrica, ubicada en la región de la Araucanía, detuvo a un hombre de 41 años de edad quien fue acusado de haber violado a su hijastra de 11 años. Producto del salvaje ultraje, la niña tiene un embarazo de cinco meses.

Fueron los profesores de la escuela a la que concurre la niña quienes alertaron por los repentinos cambios de personalidad y físicos, y cuando decidieron hablar con la menor, ella les confesó lo ocurrido.

Embed

De inmediato, el director del colegio, la madre y la víctima estamparon la denuncia ante la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de Villarrica. Ante esto, el Ministerio Público de esa ciudad ordenó las pruebas periciales respectivas que confirmaron el avanzado embarazo de la niña.

Embed

Las organizaciones de derechos humanos y feministas nuevamente se movilizaron ante el caso. Según publica el diario español El País, para Camila Maturana, de Corporación Humanas, "este tipo de situaciones lamentablemente pone de manifiesto la magnitud de la violencia sexual en Chile, sobre todo contra las niñas y adolescentes que están en una situación de mayor vulnerabilidad".

"Formulamos un llamado ético a los legisladores a mirar esta realidad trágica. Resulta urgente aprobar a la brevedad el proyecto de ley de aborto en tres causales y a revisar los contenidos de lo que se está debatiendo, porque determinados aspectos no contribuyen necesariamente a proteger a las víctimas", indica Maturana.

Aborto en Chile

Como compromiso de campaña para 2014-2018, la presidenta chilena Michelle Bachelet prometió una ley que despenalice el aborto en tres casos: peligro de vida para la madre, malformación fetal y violación. La medida apenas resolvería un 5% de los 70.000 abortos clandestinos que se realizan anualmente en el país trasandino

En enero de 2015, el proyecto de despenalización del aborto ingresó en el Parlamento para su tramitación. Tras un año de debate, los diputados lo aprobaron en un primer paso legislativo en marzo pasado. A cinco meses, el Senado sigue su discusión en la comisión de Salud y se espera que en las próximas semanas termine el período de audiencias con especialistas.

Aborto en Chile

Su aprobación, en cualquier caso, tampoco cambiaría el destino de la nena de Villarrica ya que el texto que se discute indica que en caso de violación, existiría un plazo máximo de 12 semanas de gestación para realizar la interrupción, aunque se extiende a 14 semanas si se trata de menores de 14 años. Con sus 20 semanas de embarazo, la niña ya no podría abortar.