Alejo Santander
Alejo Santander
Sin firmas, sin marcas, sin publicidad. En una pared abandonada, un vecino anónimo del barrio porteño de Almagro lanzó la iniciativa para que los más necesitados no padezcan las bajas temperaturas.
En medio de una pared azul decorada con graffitis, un cartel blanco con letras negras, les propone a los que caminan por el barrio de Almagro, algo tan simple como genial: "SI TENÉS FRÍO LLEVATE UNO, SI QUERÉS AYUDAR DEJÁ ALGO. AYUDÉMONOS ENTRE TODOS", abajo del mensaje ocho perchas terminan de darle sentido a una propuesta que no necesita más explicaciones.

Hace unos meses y luego de ver cómo la gente buscaba comida entre la basura, tres amigos tucumanos, Fernando Ríos Kissner, Luis Pondal y Daniela Viñas, decidieron darle una mano a quienes no tienen para comer y crearon la "Heladera social", ahora, quizás imitando el gesto y dándole una vuelta de tuerca, anónimos buscan combatr el frío con esta iniciativa que se le parece mucho.

Perchero social.png
El cartel está emplazado en el frente de una casa antigua, tapiada, en calle Dr. T.M. de Anchorena al 700, y aunque parezca un detalle menor, no tiene firmas políticas, no hay una marca de camperas buscando publicidad con la excusa de la solidaridad, ni una ONG que quiera llamar la atención, sólo un mensaje y perchas.

Embed
La idea del "Perchero Social" ya había tenido lugar en marzo de este año en Plaza de Mayo, pero fue una iniciativa temporal y organizada por una ONG específica, y que también vale mucho si lo importante es ayudar a los que lo necesitan, pero que corre por otro lado. Ahora, el anonimato y la simpleza de esta intervención abre el juego en plena calle y sin poner nombres, ni del que ayuda, ni del ayudado, nos hace una propuesta: "Ayudémonos entre todos".

EL ANTECEDENTE DE LA HELADERA SOCIAL

La iniciativa, que funciona bajo la premisa "La comida no se tira", fue instrumentada en Tucumán. En un refrigerador ubicado cerca de restaurantes y locales de comidas, se guardan debidamente empaquetados los alimentos no consumidos para que se lo lleven quienes lo necesitan.

heladera social