Este jueves por la mañana la policía terminó de desalojar a la mujer que usurpó la casa de su amiga. La propietaria tenía que irse de la ciudad para cuidar a su papá enfermo y le dejó la casa. Al volver, no quiso irse y tuvo que sacarla del lugar con una orden judicial.
Una mujer tuvo que salir de emergencia de la ciudad y trasladarse hacia Aluminé donde se encontraba su papá enfermo. Como iba a tardar unos meses,le pidió a una amiga que le cuide la casa mientras ella se ausentaba. Tiempo después la mujer regresó, pero su amiga no quería irse y tuvo que recurrir a la Justicia para sacarla.

Este jueves a la mañana, la Policía cumplió con el desalojo de una vivienda ubicada en la calle 1º de Mayo al 3667 del barrio Melipal. La orden fue emitida por el juez Mauricio Zabala luego de una causa judicial iniciada por la dueña de la vivienda.

Embed
La mujer se había enterado que su papá sufría una enfemedad terminal y decidió viajar a Aluminé para cuidarlo y acompañarlo durante el tratamiento.Como se tenía que ausentar por un tiempo largo, le pidió a una amiga de confianza que le cuidara la casa.

Para sorpresa, cuando la dueña de la casa volvió de Aluminé se encontró con que la mujer se había instalado en su vivienda y ante el pedido de que se le devuelva, ésta le prohibió entrar y la echó.

Todo el inconveniente terminó en la Justicia con un juicio por desalojo que se terminó de concretar este jueves. Según aseguraron fuentes policiales, ni bien terminen de retirar todos los elementos que están en el inmueble, le devolverán la casa a su dueña.