El cardiólogo que llevaba más de cuatro horas encerrado en su departamento del barrio porteño fue atrapado por efectivos del GEOF que derribaron la puerta del inmueble, tiraron una granada intimidatoria y, luego de reducirlo, lo trasladaron al Hospital Tornú.
Atrincherado Chacarita
La información fue confirmada durante la tarde de este jueves por el comisario Jorge Torres. El hombre fue identificado por la Policía como Luis Soler, de entre 60 y 65 años, quien desde hace cuatro años reside solo en el departamento "24" situado en el tercer piso del edificio de avenida Forest 426, de Chacarita.

Según las fuentes, pasado el mediodía un vecino denunció en la seccional 29 que Soler había realizado varios disparos, por lo que patrullas de esa dependencia acudieron al lugar.

Ante los vanos intentos de tomar contacto con el hombre, se sumaron al operativo efectivos del GEOF, quienes rodearon el edificio, cortaron los servicios de luz y gas e intentaron iniciar una negociación.

Embed
Tras más de cuatro horas de tensión y en medio de un fuerte operativo policial, que incluyó corte de calles y la evacuación preventiva de algunos vecinos del edificio, efectivos del GEOF derribaron la puerta, tiraron una granada intimidatoria y redujeron al médico.

"El hombre no se resistió, estaba tranquilo aunque un poco aturdido por el estruendo de la granada", dijo el comisario Jorge Torres a NA.

El comisario confirmó que el hombre no estaba armado: "Adentro del departamento se encontró un gran desorden pero ningún arma, suponemos que los ruidos que escucharon los vecinos fueron de golpes contra la pared, pero no disparos".

atrincherado en chacarita.flv
Los vecinos refirieron que el hombre padece problemas psiquiátircos y no es la primera vez que protagoniza un hecho violento. "Debido a su condición psiquiátrica el hombre no será detenido sino que será trasladado al Hospital Tornú", agregó Torres. La policía además trataba de localizar algún familiar cercano para notificarle la condición psiquiátrica del hombre.

La semana pasada, un hombre estuvo atrincherado en la casa de su ex mujer, en el barrio porteño de Villa Urquiza, desde donde disparó al menos cinco tiros contra los policías que llegaron hasta el lugar, para terminar suicidándose.